martes, 5 de junio de 2012

El último crítico honrado (3)


Para situaciones como estas es importante tener una gran labia, una gran capacidad de improvisación y un profundo conocimiento de la materia de la que hablas.